Las-pesadillas

¿Lo que soñamos nos cambia? ¿Quiénes tienen más pesadillas, los hombres o las mujeres? Las mujeres tienen más pesadillas que los hombres. Y no solo eso. Según  los investigadores los sueños desagradables de las mujeres  contienen más desgracias y emociones negativas, además de involucrar en más ocasiones a miembros de la familia y desarrollarse normalmente en espacios cerrados en lugar de al aire libre. Lo que hueles mientras duermes afecta al contenido de tus sueños. A esa conclusión llegaron los científicos. Comparando los efectos de oler a rosas y respirar el hedor de huevos podridos mientras dormimos, los investigadores comprobaron que el tono emocional de los sueños es positivo en el primero de los casos y negativo cuando el olor resulta desagradable. El cerebro dormido se parece al cerebro despierto.  Mientras sueñas, tu cerebro se activa igual que cuando te suceden cosas cuando estás despierto. Así lo demostraron hace poco científicos tras medir la actividad de una serie de sujetos con electroencefalografía mientras soñaban de manera guiada (sueños lúcidos). Las neuroimágenes revelaron que soñar que hacemos un movimiento activa las mismas neuronas  que ejecutar ese mismo movimiento despiertos. Soñar borra el dolor. Cuando soñamos, concretamente en la fase REM del sueño, las sustancias químicas generadoras de estrés dejan de producirse y el cerebro procesa las experiencias emocionales del día a la vez que suaviza los recuerdos negativos o dolorosos. Dormir bien es muy importante, y sobretodo es importante el descansar y levantarnos relajados y con ganas de empezar el día, para eso es muy importante el colchón, si el que tienes se hunde, tiene más de 8/10 años, si notas que te levantas más cansado de lo que te acuestas, no lo dudes, es hora de cambiar tu colchón, entra en www.persomiar.com  y seguro que entre todos los modelos que tenemos está el tuyo!!  compruébalo!!

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

Como comprar un buen colchón. Privación del sueño.