Es la  parte de nuestro equipo de descanso más olvidado,  cuando nos levantamos con dolor de espalda  o  dormimos mal ,siempre le echamos la culpa al colchón, pero el somier también tiene la culpa de que no descansemos bien. Nos solemos fijar menos en el, sin saber que es vital para nuestro descanso, ya que en él se asienta nuestro colchón. La firmeza del somier depende del  número y de la anchura de las láminas, pueden ofrecer sistemas de regulación de firmeza mediante unos tensores  para adaptarse a diferentes pesos de los durmientes. Hay muchas clases de somieres en el mercado, uno de ellos es el de muelles, este tipo nos da muy pocas ventajas y para mi punto de vista muchos inconvenientes, ya que los muelles van cediendo afectando a nuestra espalda y nos proporciona una postura incorrecta. El otro tipo, es el somier de láminas, este tipo nos ofrece una mayor adaptabilidad  al peso y a la forma de nuestro cuerpo, es la mejor opción para los colchones de látex  ya que favorece a su ventilación. Tenemos también  el somier articulado, que sirve para todo tipo de colchones, menos los de muelles,  y ofrece un descanso mas cómodo  para aquellas personas que pasen mucho tiempo en cama, para las mujeres con varices que tienen que dormir con las piernas un poco elevadas, para ciertas dolencias de espalda es conveniente dormir con una inclinación de 30º a 45º . También encontramos la base tapizada o el canapé que hay que tener en cuenta que ofrecerá  mas firmeza al colchón, es aconsejable que en este tipo no se coloquen colchones de látex. Por ultimo decir que un colchón nuevo sobre una base vieja, se estropea antes, por eso es conveniente renovar todo el sistema  de descanso al completo. SOMIER FLOTANTE HASSLER DOBLE BARRA

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

Viscoelástica o Látex. El Celliant y el Golf.