Cuidar-la-espalda-mientras-dormimos

Hoy sabremos cuál es el mejor tipo de colchón y de almohada que podemos utilizar cuando estamos en la cama, pensar que nos pasamos 1/3 de nuestra vida en la cama, son muchas horas y como no utilicemos una almohada y un colchón adecuados puede repercutir en nuestra espalda, por eso siempre es recomendable elegir estos productos de buena calidad. Colchón: Ya hace tiempo que la firmeza del colchón no debe ser duro como se decía antes, la firmeza del colchón, hoy en día, se aconseja  de firmeza media con una vida como mucho de entre 6-10 años, hay gente que no es consciente del tiempo, un colchón no dura toda la vida, hay que cambiarlo antes de que sus deformaciones perjudiquen la salud de nuestra espalda. Me gustaría mencionar un  colchón de garantía, calidad y con estudios científicos serios que desde hace poco está en el mercado denominado  VANITY V9  este colchón   nos ayuda a disminuir la tensión muscular y a descomprimir las vértebras mientras estamos en la cama. Almohada: Un buen colchón no hace nada si no va acompañado de una  buena almohada. La almohada  ideal debe proteger bien la zona de las cervicales y mantener el cuello recto respecto al resto de la espalda, cada persona necesita un  tipo de almohada para mantener una postura equilibrada: Si dormimos de lado ( se calcula que duerme un 40% de la población en esta postura y es la más recomendable), la almohada debe cubrir todo el espacio comprendido entre el hombro y el cuerpo para una alineación correcta, lo mejor una almohada gruesa y de firmeza alta; las caderas y rodillas flexionadas  en  posición  fetal  y finalmente la mano de arriba apoyada en la cadera .En esta postura la espalda está en posición neutral. Es preferible dormir la siesta acostados sobre el lado izquierdo y por la noche a la hora de dormir empezaremos acostados sobre el  lado izquierdo, y cuando el cuerpo se haya relajado nos acostaremos sobre el lado derecho. Si dormimos boca arriba (un 25% de la población) utilizaremos una almohada de firmeza fina para cubrir el espacio entre la cama y la nuca, la cabeza debe estar alineada para que no se vaya lateralmente ni hacia atrás y podemos poner una almohada debajo de las rodillas.  Si vamos cambiando de posición, utilizaremos una almohada suave y flexible que se adapte a todas las posiciones de firmeza media-baja.

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

1 Comentario

  • Mjoshua

    enero 19, 2013 at 12:22 pm

    Las noches tenien esas trampas ocultas de las que muchas veces no podemos zafar y junto al subconsciente se apoderan de nuestra vulnerabilidad a flor de piel. Los suef1os cargados de le1grimas acompaf1ados por pesadillas nos agitan muchas veces demasiado, tal vez nos este9n indicando que en nuestra vida cotidiana y diurna deberedamos desacelerar, solucionar y vivir lo me1s feliz que se pueda.Me gustf3 la entrada y la este9tica de tfa blog.Saludos.

    Responder

Escribir un Comentario

¿Calidad o Cantidad? Comprar un Colchón de Viscoelástica.