Comprar-un-Colchón-de-Viscoelástica

Las personas que me vienen a mi tienda física lo primero que me preguntan es:

¿DA CALOR?

Yo con más  de veinte años de experiencia en el sector me echo  a  reír, la viscoelástica es un material que se adapta y memoriza a la perfección nuestra forma corporal, teniendo una sensación de acogida e ingravidez y esta situación puede producir sensación de calor a algunas personas que son sensibles a la temperatura.

Yo fundé  mi primera empresa con 17 años y lo primero que le aconsejaría al comprar un colchón de viscoelástica es que sea de poro abierto y tejido elástico con propiedades naturales para favorecer sus transpiración, le aconsejo que en su parte inferior y lateral dispongan de tejido 3D . Yo como profesional del descanso le recomendaría que miren este enlace: //www.persomiar.com/colchones-alta-gama/17-airpur-colchon-viscoelastica-persomiar.html .

Sensación de astronauta: Ingravidez

 ¿Cuál  es  la sensación?

La sensación es muy similar a cuando usted flota en el agua, es una sensación de ingravidez del cuerpo mientras reposa que no ejerce presión y hay mayor confortabilidad. Le aconsejamos que si sufre problemas de vértigo es recomendable que si opta por comprar un colchón de viscoelástica dicho material no exceda  de 4 cm de viscoelástica en ese caso le aconsejo //www.persomiar.com/colchones-viscolasticos/19-viscoprix.html

 ¿Los colchones de viscoelástica pueden variar su dureza?

La viscoelástica es de formulación termo sensible, esto quiere decir que dependiendo de la temperatura ambiente cambia su comportamiento, si hace frío en invierno su adaptación es menor, pero hoy en día los hogares disponen de calefacción y se autorregula,  en verano ocurre todo lo contrario se duerme peor por la sensación de calor, pero hay que buscar la temperatura óptima ni frío ni calor, esto se consigue climatizando la habitación, en una estación o en otra, la  viscoelástica se autorregula  y su sensación es la adecuada.

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

Cuidar la espalda mientras dormimos. Comer Dulces.