A más de uno ,en estos días en que las temperaturas caen y las horas de sol disminuyen,   y llega la Navidad, nos ha dado ganas de comer dulces, chocolate, un chuche o algo semejante, pues nos preguntamos entonces.

 ¿por qué tenemos más deseos de comer dulces en esta época del año?.

La explicación es fisiológica, pues tal como sucede con la conocida astenia otoñal, en estos meses en que las horas de luz solar disminuyen y nos sentimos más apagados anímicamente se produce un cambio en la liberación de melatonina, hormona encargada de nuestro reloj biológico y de las emociones.

Así, nos sentimos con menos ánimo, más cansados y somnolientos, y dado que los dulces son fuente de placer en nuestro cerebro y su ingesta favorece la liberación de serotonina que estimula nuestro ánimo y humor, en estos momentos en que estamos desganados por las condiciones ambientales diferentes, tenemos más deseos de comer dulces.

Ya sabes, es tu cerebro el que te ordena la búsqueda de dulces en ésta época del año, sin embargo, puedes estimular la liberación de serotonina y contrarrestar los deseos de comer dulces, consumiendo alimentos ricos en triptófano como lácteos, carnes magras, legumbres, pipas o plátano.

Estos alimentos no dulces producirán un efecto similar a los dulces si los incluyes de forma habitual en la dieta y así, se reducirán los deseos naturales de comer más dulces, frecuentes en ésta época del año.

Pero como se suele decir, una vez al año no hace daño!!!

Pero recuerda que antes de ir a dormir no debes comer dulces!!

Felices sueños!!

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

Comprar un Colchón de Viscoelástica. Ofertas especiales de Navidad.