ColchonesParaNiños

Colchones para niños

Conseguir que nuestros hijos duerman de forma independiente en sus camas conlleva ser constantes durante un tiempo. Los expertos aconsejan que los niños tienen que dormir solos, no en la cama de sus padres. A partir de unos días después de su nacimiento ya pueden dormir solos en sus cunas. Si esta estrategia no la empiezas a poner en práctica a una edad relativamente  temprana, luego se complica un poco más.

Para dar este paso cuando ya tienen un par de años, hay que hablar con ellos y crear rutinas para que puedan coger sueño sin tener que pasar por la cama de los padres. Al principio, durante un par de meses, habrán muchos llantos y pataletas para conseguir dormir no dormir solos, aunque el cansancio de dormir poco hace mella, tenéis que manteneros firmes para que el niño tenga claro que no conseguirá su objetivo.

Premia su buena conducta

Una de las tendencias de hoy en día es conseguir una conducta gracias a premios, en este caso también se podría aplicar. Por ejemplo una opción sería premiar al niño cuando haya dormido un número de noches en su cama con algo que le haga ilusión, como por ejemplo algún dulce.

De hecho en ocasiones especiales se le puede dejar dormir en la cama de los padres, por ejemplo en su cumpleaños o en eventos especiales, a modo de regalo o de celebración.

No te quedes sin tus mimos

Hay veces que a los padres también les cuesta dar este paso porque echan de menos los mimos mañaneros de sus niños. Una solución podría ser marcar una hora a la que el niño pueda ir a la cama de los padres, por ejemplo cuando salga el sol o cuando oiga una canción que le guste y así vosotros escogéis exactamente cuándo queréis que venga a la habitación.

Pero una vez conseguimos que nuestro hijo duerma en su propia cama, tenemos que asegurarnos de que sea la idónea para él, para así tener un buen descanso para conseguir un perfecto desarrollo de su mente y su cuerpo.

 

¿Cuál es el mejor colchón para un niño?

Escoger cuál es el mejor colchón para cada niño no es fácil, pero con unas pequeñas pautas será más sencillo llegar a la elección del colchón perfecto para su desarrollo.

Lo más recomendable durante la infancia de un niño es cambiar de colchón  en tres fases de su crecimiento. Aunque sabemos que un colchón bueno puede tener una vida útil de 10 años, durante la infancia hay que buscar colchones con diferentes características según la etapa en la que se encuentra nuestro hijo.

 

Etapas del crecimiento

La primera etapa empieza nada más nacer. Esta fase es fundamental para el crecimiento físico e intelectual. Pasando más tiempo dormidos que despiertos, debemos elegir muy bien en qué colchón pasará la mayor parte del tiempo.

El colchón de cuna debe ser cómodo pero firme, sin ningún tipo de presión sobre el cuerpo del recién nacido. Unos de los más aconsejables son los de látex, evitando así posibles problemas respiratorios o  riesgo de muerte súbita, propias de los recién nacidos.

El material tiene que ser lo más saludable posible, de un material hipoalergénico, ya que al entrar en contacto con la orina del bebé no suelte gases, o que no ayude al niño a transpirar correctamente. Además, si acompañamos al colchón con un cubre colchones adecuado, es más fácil proteger el material del colchón y mantener su estado higiénico.

Es importante recordar que no se recomienda el uso de almohadas hasta pasados los 2 años, a esa edad la cabeza del bebé es mucho mayor que el cuerpo proporcionalmente, si utilizase almohada las cervicales no estarían en la postura adecuada.

sleeping-baby-1433071

La segunda etapa estaría compresa entre los 2 y los 9 años. Los colchones para esa etapa deben permitirle moverse libremente, pero teniendo en cuenta el cambio físico que sufrirá el niño durante estos 7 años. Los colchones que mejor pueden asumir este cambio físico son con una firmeza alta y con una adaptabilidad media, aunque la firmeza puede variar según la constitución del niño. En esta etapa ya pueden empezar a usar almohada.

 

En la tercera etapa, a partir de los 9 años, ya no duermen tantas horas como antes dado que tienen algunas obligaciones escolares y otro tipo de distracciones diarias, pero sigue siendo igual de importante su lugar de descanso. A partir de esta esta edad se producen muchos cambios hormonales y físicos. Un colchón de gran firmeza es el más indicado para eliminar cualquier punto de presión sobre su cuerpo.

StockSnap_OFI5HRNQ01

La propiedad fundamental de un colchón es el material con el cual se ha fabricado. Según la características que requiera el descanso del infante tendremos que fijarnos también en este detalle, aparte de la firmeza o dimensiones del colchón.

Los colchones de muelles son los más transpirables de las tres opciones. Esta elección es perfecta para niños con alergias severas.

¿Cómo saber cuando pueden empezar a usar almohada?

La edad en la que es recomendable que el niño empiece a usar almohada puede variar, hay que fijarse cuando los hombros son más anchos que la cabeza. Cuando eso ocurre, utilizar una almohada para alinear la cabeza con la columna es muy recomendable, para un descanso más agusto. No tiene que ser muy elevada, porque sino la columna vertebral no estará alineada. La anchura de la almohada tiene que ir aumentando al mismo ritmo que el crecimiento del niño.

¿Dónde podemos comprar su colchón y almohada?

Cuando tienes que cuidar de uno o más niños es difícil encontrar tiempo para resolver asuntos importantes como este, ya que requiere una búsqueda de información previa para asegurarte que tienes el mejor colchón para tu hijo y también tiempo para encontrar ese colchón que necesitas.

Una forma de resolver este problema es comprando on-line desde tu casa o desde donde quieras. De esta manera mientras los niños ya se han acostado, están haciendo los deberes o están distraidos con otras cosas, puedes aprovechar y desde cualquier dispositivo consultar la información de expertos, blogs o opiniones de otros consumidores.

Persomiar te ofrece una gama muy amplia para que puedas comparar según las necesidades de tu hijo, ya busques un colchón infantil, juvenil o para de adulto.

Artículos Relacionados

  • Los colchones viscoelásticos son de los colchones que ofrecen una mayor durabilidad y un sencillo cuidado. Pero no por ello nos tenemos que despreocupar y olvidarnos de la vida de nuestro colchón. Con un simple mantenimiento diario podemos optimizar la durabilidad y propiedades de nuestro colchón. Es muy sencillo, a continuación te explicaremos cómo y qué…
  • Seguro que en alguna ocasión de tu vida te han dicho que has hablado mientras  dormías, no tienes que preocuparte, es un hecho mucho más frecuente de lo que la gente suele pensar. ¿COMO SE LLAMA EL TRASTORNO DE HABLAR EN SUEÑOS? Somniloquia Hablar cuando estás dormido se llama somniloquia. La somniloquia es un trastorno…
  • Cuando vamos a comprar un colchón viscoelástico, ¿qué es lo que nos preocupa normalmente? Su comodidad, los beneficios que puede aportar ante dolencias, su durabilidad… Nos ponemos a indagar un poco y vemos infinidad de colchones viscoelásticos, con miles de propiedades, tejidos, tratamientos, grosores diferentes y sobre todo y uno de los factores por el…
  • ¿Cómo elegir qué colchón comprar? Cuando llega la hora de cambiar de colchón, llegan los problemas. Hay miles de productos a elegir en este mercado, colchones con diferentes firmezas, tamaños, tipos de materiales, garantías, en oferta o liquidación…; a lo que le sumamos la indecisión de saber cuál será el mejor para ti o para…
  • En Persomiar lo que buscamos es tu perfecto descanso ya que es algo esencial y muy importante para cualquier persona en su día a día. Podemos dormir, pero no descansar, y esto acaba afectando a nuestro cuerpo, nuestro rendimiento es inferior al habitual y nuestro físico también se ve afectado con un mayor cansancio general……
Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

¿PORQUE ES IMPORTANTE ELEGIR LA ALMOHADA CORRECTA? ¿Te cuesta conciliar el sueño? Efectos secundarios de la Dormidina