Claves-para-dormir-la-siesta

¿A quién no le gusta disfrutar de una buena siesta después de comer? Si los horarios y el trabajo nos lo permiten es una forma excelente de relajarnos, recargar pilas y empezar después la tarde con energía renovada y llenos de vitalidad para seguir con nuestras actividades  unas horas más. El calor, una mañana intensa, la apatía por el frío, o una comida copiosa pueden causarnos somnolencia al mediodía pero aunque no se den estos factores, cuando llevamos unas ocho horas despiertos igualmente el cuerpo nos pide una pausa para recuperar el organismo, por eso suele ser el mejor momento para hacer una siesta. El tiempo que le dediquemos también es muy importante, lo ideal es que esté entre los 10 y los 30 minutos, pero no es recomendable alargarla más ya que puede alterar nuestro descanso por la noche. Elegir el sofá, la cama o una tumbona para hacer la siesta es más bien cuestión de gustos, lo fundamental es que nos sintamos cómodos y que no adoptemos malas posturas. No está de más cubrirnos con alguna sábana ligera por si baja la temperatura corporal que no nos despierte el frío. Si la habitación es muy luminosa es mejor bajar las persianas, pero dejando algo de luz para que no nos parezca que es totalmente de noche al abrir los ojos. Siempre que sea posible vale la pena elegir un lugar tranquilo. Apagar el móvil, la televisión y cualquier ruido que nos pueda molestar contribuirá a que aprovechemos mejor el rato de sueño, aunque la mayoría de gente se duerme escuchando la televisión de fondo. Si tenemos miedo de quedarnos dormidos demasiado tiempo solo tenemos que poner el despertador, procurando que la alarma sea un sonido suave y agradable, así volveremos a nuestras tareas de mejor humor, casi como si el día volviera a empezar. La siesta nunca debe ser un sustituto de la falta de sueño nocturno, pero si es un buen hábito que nos ayuda a sentirnos más descansados y llevar mejor nuestro día a día. Dicen que lo ideal sería colocarnos unas llaves en la palma de la mano con el brazo estirado y dormirte y que cuando las llaves se te caigan ya es suficiente. Yo soy de las que con 10 minutos no tengo suficiente, necesito un ratito más!! ¿Soléis hacer una pausa para dormir al mediodía? ¿Cuánto tiempo le dedicáis?

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

Escribir un Comentario

La importancia de dormir. Reparar el cerebro.