Empecemos desde  el principio, cuando nace  bebe se  pasa casi toso el día durmiendo, incluso hay veces que las madres se lo miran y se preguntan si estarán bien, ya que duermen mucho. Pasan los años y cambian los hábitos. Cuando empiezan a ir al cole les cuesta irse a dormir y por la mañana nos cuesta  levantarlos, si embargo llega el fin de semana, y son los primeros en levantarse. Llega la adolescencia  empiezan a salir, se acuestan muy tarde y no hay quien los levante,  volverían a pasarse el día durmiendo como cuando eran bebes. Cuando ya empiezas a tener responsabilidades, también reduces las horas de sueño, el trabajo el estrés, la casa, los niños. Pasan los años y tienes altibajos unas épocas duermes mas que otras. Estamos a mediana edad y pensamos,” que ganas tengo de jubilarme para no madrugar” pero no es así, nos hacemos mayores y dormimos menos. Hay que aprovechar cada momento, y estés en la época que estés  intenta dormir y descansar, tanto si duermes mucho o poco. Invierte en salud, con el paso de los años  te lo agradecerás, es importante dormir en un buen colchón para que las horas que pases en la cama, ademas de dormir descanses.

Compartir ...Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookEmail this to someone

Sobre el autor - persomiar

2 Comentarios

  • Neus

    enero 23, 2013 at 11:19 am

    jejejeje si es verdad me recuerda a mi hijo, cuando lo llamaba para ir al cole no lo podía levantar de la cama pero en fin de semana era siempre el primero en levantarse a las 7 de la mañana ya estaba en pié!!

    Responder
  • Monica

    febrero 7, 2013 at 11:56 am

    Jolin, seguimos noste1lgicos…Pues apa!!! a seigur con la nostalgia.Me habeis hecho recordar el primer beso, cuantos af1os han pasado ya… y sin embargo ahora al recordarlo, parece que fue ayer…Besitos, con mucho carif1o.

    Responder

Escribir un Comentario

La apnea. El dormir de los niños.